George Soros: inversor, filósofo y filántropo

George Soros: inversor, filósofo y filántropo

Hoy os traemos la historia de un inversor con mucha edad, pero cuyo nombre sigue ocupando titulares constantemente, tanto en la sección financiera de los diarios como en la información política.

Nos referimos a George Soros, considerado unos de los hombres más influyentes del mundo. Tanto es así, que es conocido por haber provocado la quiebra del Banco de Inglaterra en el llamado “miércoles negro”, el 16 de septiembre de 1992.

En los últimos años, se ha dedicado más a labores filantrópicas e intelectuales.

De Schwartz a Soros: un pasado de supervivencia

Por origen genealógico, a George Soros (Budapest, 1930) le hubiera correspondido llamarse realmente George Swartz, pero su padre, el escritor de origen judío Tivadar Soros, cambió el apellido original por el temor al creciente antisemitismo en la Hungría de los años 30.

Ese antisemitismo derivó en la ocupación de Hungría por la Alemania nazi(1944) y en el exterminio de judíos húngaros. Sin embargo, la familia de Soros consiguió sobrevivir gracias a  que Tivadar consiguió identidades falsas mediante sobornos a funcionarios, lo que les hizo pasar por cristianos. Según ha reconocido Soros, esta mejor compresión de la realidad para sobrevivir y superar el peligro fue la lección educativa más importante de su vida.

Más tarde, en 1946, escapó de la ocupación soviética al estar en Suiza participando en un congreso juvenil de esperanto, una lengua universal pero poco hablada que su padre le enseñó.

Al año siguiente, emigró a Inglaterra y estudió en la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres, donde se graduó en Filosofía en 1952, a la vez que trabajaba a tiempo parcial como portero de trenes y como camarero de un club nocturno.

Los comienzos de George Soros en las finanzas

El diario The Wall Street Journal calificó una vez a George Soros como “el administrador de dinero más exitoso de nuestro tiempo“. ¿Cómo llegó a ese estatus?

Ya durante la hiperinflación que sufrió Hungría entre 1945 y 1946, George Soros empezó a coquetear con las finanzas. Pero su primera incursión profesional en este campo se produjo en Londres, tras su graduación en la Escuela de Economía y Ciencia Política.

En 1956 emigró a Estados Unidos, donde se nacionalizó cinco años después. En la “tierra prometida”, fue labrándose una próspera carrera como inversor. Primero trabajó en temas de arbitraje en F.M Mayer (1956-59) y después como analista financiero en Werthein & Co. (1959–63).

Entre 1963 y 1973, estuvo en Arnhold and S. Bleichroder, firma de la que llegó a ser vicepresidente. También fundó diferentes fondos de cobertura, los cuales tuvieron gran éxito. Así, Soros decidió establecerse por su cuenta para fundar, junto a Jim Rogers, Quantum Fund, un grupo de fondos de cobertura privados y gestionados a través de su firma Soros Fund Management.

En 1981, la revista Institutional Investor, lo calificó como el “mejor gestor institucional del mundo”, aunque sus actividades en el ámbito de las divisas le han granjeado una fama negativa como especulador financiero.

Soros y la quiebra del banco de Inglaterra

Como ya hemos adelantado en la introducción de este artículo, uno de los capítulos más conocidos de la vida de George Soros se desarrolla el 16 de septiembre de 1992.

Aquel día pasó a la historia como el “miércoles negro”, puesto que se produjo el hundimiento de la libra esterlina y la quiebra del Banco de Inglaterra, unos hechos que se atribuyen a una estrategia especulativa de Soros.

Dos años antes, el Reino Unido, gobernado por Margaret Tatcher, había entrado en el sistema ERM (Exchange Rate Mechanism), que tomaba como referencia el marco alemán y obligaba a Londres a mantener el tipo de cambio demasiado elevado ( entre los 2,78 y los 3,13 marcos alemanes por libra esterlina).

Hasta 1992, el sistema funcionó y los niveles de la economía británica mejoraron. Pero entonces, se produjo una recesión económica mundial que disparó el paro del 7,7% al 12,7

Por esas fechas, George Soros ya era responsable del Quantum Fund e invertía siguiendo las tendencias macro económicas. Soros venía vislumbrando la debilidad de la libra esterlina desde la entrada del Reino unido en el ERM y había estado construyendo una posición de cerca de 1.500 millones de dólares para apostar a una caída del tipo de cambio de la libra esterlina. Pero después de leer en la prensa declaraciones de un funcionario del Bundersbank, dando por segura la devaluación de la moneda británica, Soros incrementó su apuesta hasta los 10 mil millones de dólares.

Al día siguiente, el miércoles negro, la venta masiva de dólares en libras esterlinas hizo bajar el tipo de cambio de la libra a casi los niveles de tipo de cambio mínimos establecidos en el ERM. El Banco de Inglaterra intentó contrarrestar la caída comprando 15 mil millones de libras, pero el precio no se movió. Así que, para disuadir a los especuladores y evitar que la libra saliera del sistema, ese día, el gobierno de John Major fue subiendo los tipos de interés hasta 500 puntos básicos en plena recesión económica.

Al ver que el Banco de Inglaterra no tenía capacidad para responder al desplome de la libra, muchos especuladores tomaron también posiciones bajistas y, finalmente, el Reino Unido no tuvo más remedio que salir del ERM.

Con esta estocada a la moneda británica, el fondo de Soros ganó 1.100 millones de dólares en un solo día.

El filántropo George Soros: 18 mil millones para causas civiles

Como podrás suponer a estas alturas, la habilidad de George Soros con las finanzas, le ha hecho amasar una considerable fortuna. De hecho, siempre ha figurado en la lista Forbes de los estadounidenses más ricos.

En 2017, se le calculaba un patrimonio de 23 mil millones de dólares, lo que le llevaba a ocupar el puesto 20 en la lista de los 400 norteamericanos más adinerados.

Pero, justo a finales de ese año, Soros transfirió 18 mil millones de dólares a la red sin ánimo de lucro Open Society Foundations, que él mismo fundó para apoyar financieramente grupos de la sociedad civil que promuevan la justicia, la educación, la salud pública y los medios independientes.

La donación del octogenario inversor se convirtió en una de las más grandes de la historia y le hizo descender 39 puestos en la lista Forbes.

A través de su labor filantrópica, Soros ha impulsado causas progresistas como los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos y en otros países.

George Soros y Karl Popper: sociedad abierta

La filantropía de George Soros conecta directamente con su faceta de filósofo.

Durante sus años en la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres, Soros quedó muy marcado intelectualmente por la figura de Karl Popper, uno de sus profesores.  El filósofo liberal le marcó con sus teorías de la sociedad abierta y la construcción de las democracias.

Según Soros, “el concepto de sociedad abierta está basado en el reconocimiento de que nadie está en posesión de la verdad“. Precisamente, desde su fundación Open Society Institute- nombre que proviene de la obra cumbre de Popper La sociedad abierta y sus enemigos– propugna el desarrollo de las sociedades democráticas .

Desde está visión de sociedad abierta, George Soros ha apoyado a regímenes y candidaturas liberales, como la de Alejandro Toledo en oposición a la dictadura de Fujimori en Perú.

Teoría de la reflexividad de George Soros

La influencia de Karl Popper  en el pensamiento de Soros también fue fundamental a la hora de desarrollar su famosa “Teoría de la reflexividad”. Esta teoría plantea que en nuestras decisiones influyen más nuestras percepciones que las situaciones reales y que, a la vez, los cambios en las situaciones modifican nuestras percepciones (función cognitiva). Estos procesos, que se dan simultáneamente , pueden llevar a que ideologías basadas en premisas falsas sean capaces de transformar la realidad.

La teoría de la reflexividad la traslada George Soros a los mercados observando que quien participa en ellos no puede basar sus decisiones exclusivamente en su conocimiento y que sus percepciones sesgadas influyen en los precios del mercado.

Si te interesa ver el análisis de la economía que hace Soros desde su perspectiva filosófica, puedes leer best sellers como  “La crisis del capitalismo global” (1998) o “La burbuja de la supremacía norteamericana” (2003).

¿Te ha gustado saber algo más sobre la figura de George Soros? Te invitamos a leer en nuestro blog otros artículos sobre grandes inversores de todos los tiempos, como Warren BuffettPeter Lynch o Alexander Elder.


 

¿Te ha gustado nuestro post? ¡Compártelo!

Deja un comentario